Eneatipo 9 – El Pacificador

Al eneatipo 9 lo hemos llamado el pacificador porque ningún tipo se dedica más a la búsqueda de paz interior y exterior para sí mismo y para los demás.

  • MIEDO BÁSICO: De pérdida y separación; de aniquilamiento.
  • DESEO BÁSICO: Mantener la estabilidad interior y la paz mental.
  • MENSAJE DEE SUPERYÓ:«Vales o estás bien mientras los que te rodean sean buenos y estén bien».

EL TIPO INDOLENTE, MODESTO, RECEPTIVO, TRANQUILIZADOR, SIMPÁTICO Y SATISFECHO «Sigo la corriente.»

Eneatipo 9

Suelen ser personas espirituales que anhelan la conexión con el cosmos y con los demás. Trabajan por mantener su paz mental así como por establecer la paz y la armonía en su mundo. Las preocupaciones que encontramos en el Nueve son las fundamentales de todo trabajo interior: permanecer despiertos frente a estar dormidos a nuestra verdadera naturaleza, paz contra sufrimiento, unión contra separación.

Lo irónico es que para ser un tipo tan orientado al mundo espiritual, el Nueve es el centro de la tríada del instinto, y potencialmente es el que está más en contacto con el mundo físico y con su cuerpo. La contradicción se resuelve cuando vemos que estas personas o bien están conectadas con sus cualidades instintivas y tienen un enorme poder elemental y magnetismo personal, o están desconectadas de sus fuerzas instintivas y, por lo tanto, separadas y lejanas, incluso podrían ser muy ligeras.

Para compensar la desconexión con sus energías instintivas, también se retiran a sus mentes y a sus fantasías emocionales (por eso a veces se pueden identificar erróneamente con el Siete, «tipo cerebral», o con el Dos y el Cuatro, «tipos de sentimientos»).

Además, cuando están desequilibradas sus energías instintivas, usan esas energías en contra de sí mismos, reprimiendo su poder hasta tal punto que todo en su psique se vuelve estático e inerte. Cuando no se utiliza, esa energía se paraliza como un lago que en primavera se llena tanto que no permite la entrada del agua de los manantiales que lo surten. Pero cuando están en equilibrio con su centro instintivo y su energía, son como un gran río que lo lleva todo en su corriente sin esfuerzo.

A veces hemos llamado a los Nueve la corona del eneagrama, porque está en lo alto del símbolo y porque parece abarcarlo todo. Los Nueve pueden tener la fuerza de los Ocho, el gusto por la diversión y la aventura de los Siete, la docilidad de los Seis, el intelecto de los Cinco, la creatividad de los Cuatro, el atractivo de los Tres, la generosidad de los Dos y el idealismo de los Uno.

Sin embargo, lo que por lo general no tienen es la sensación de habitar realmente en sí mismos, un sentido de identidad fuerte. Por lo tanto, paradójicamente, el único tipo al que los Nueve no se parecen es el Nueve. Les aterra ser individuos aislados que deben hacerse valer contra los demás. Prefieren fundirse con otra persona o seguir calladamente sus ensoñaciones idílicas.

Red, un consultor empresarial muy conocido en el sector, comenta esta tendencia:

“Noto que me fijo en los demás, que me imagino cómo son, cómo y dónde viven, etcétera. En mis relaciones suelo renunciar a mis planes en favor de los de la otra persona; tengo que estar vigilante para no ceder a las exigencias o peticiones de los demás dejando de lado mis necesidades.”

Los eneatipo Nueve ilustran la tentación universal de pasar por alto los aspectos perturbadores de la vida y encontrar cierto grado de paz y bienestar insensibilizándose. Reaccionan al dolor y al sufrimiento tratando de vivir en un estado de apacibilidad prematura, ya sea de falsa consecución espiritual o de franca negación. Más que cualquier otro tipo ilustran la tendencia a huir de las paradojas y tensiones de la vida tratando de trascenderlas o buscando soluciones simples e indoloras a sus problemas.

Centrar la atención en el lado agradable o placentero de la vida no está mal, lógicamente, lo que ocurre es que es un enfoque limitado y limitador de la vida. Si para protegerse de la adversidad tienden siempre a buscar el lado bueno de todo, los otros tipos también tienen sus distorsiones en su forma de ver las cosas.

Por ejemplo, los Cuatro centran la atención en sus heridas y en sentirse víctimas; los Uno, en lo mal que están las cosas, etcétera. Los Nueve, en cambio, tienden a centrar la atención en el lado luminoso de la vida, para no perturbar su paz mental.Pero en lugar de negar el lado oscuro de la vida, deberían entender que las perspectivas que presentan todos los otros tipos también son ciertas; deben resistirse al deseo de escapar del mundo real a un «nirvana prematuro» o a la «luz blanca» de lo divino; deben recordar que la única forma de salir es pasar por el mundo real.

Personas Ejemplo de Eneatipo 9

  • Ronald Reagan.
  • Gerarl Ford.
  • Sophia Loren.
  • Janet Jackson.
  • Carl Jung.
  • Walt Disney.
  • Abraham Lincoln.

 

Texto extraido del gran libro: La Sabiduría del Eneagrama (Don Richard Riso & Russ Hudson). Cómpralo aquí.

 

Vídeos sobre el Eneatipo 9

En esta sección encontrarás vídeos relacionados con el eneatipo 9.

Vídeo Autor: Borja Vilaseca – Cursos sobre Eneagrama – www.borjavilaseca.com

Audios del Eneatipo 9

En esta sección compartiré los audios del eneatipo 9 más interesantes que he encontrado. Espero que te gusten.


 

Recibe tu Eneatipo en tu Email

 

10 comentarios en “Eneatipo 9 – El Pacificador”

    • La verdad esto me ha ayudado mucho en conocerme, ya empezaba a preocuparme xq pensaba que tanta tranquilidad no podía ser buena y no sirve para nada…. Gracias por este test y demás información que aquí encontré… Muchas Gracias de verdad.

      Responder

Deja un comentario