Eneatipo 2 – El Ayudador

Al eneatipo Dos lo hemos llamado el ayudador porque las personas que pertenecen a él son o bien auténticamente serviciales con los demás o, cuando están menos sanas, les interesa muchísimo considerarse como tales.

EL TIPO AFECTUOSO, AMIGABLE, EFUSIVO, GENEROSO, COMPLACIENTE Y POSESIVO «Me interesan las personas.»

  • MIEDO BÁSICO: No ser amado ni deseado.
  • DESEO BÁSICO: Sentirse amado.
  • MENSAJE DEL SUPERYÓ: «Vales o estás bien si eres amado por los demás y
    eres amigo de ellos»

Eneatipo 2

Ser generosas y desvivirse por los demás las hace pensar que su forma de ser es la más preciosa y la que tiene más sentido. El cariño e interés que sienten, y el verdadero bien que hacen, les alegra el corazón y hacen que se sientan valiosas. Los dos están muy interesados en lo que ellos consideran las cosas realmente buenas en la vida: el amor, la intimidad y la comunicación, la generosidad, la familia y la amistad.

“No me imagino siendo otro tipo, y no desearía serlo. Me encanta participar en la vida de otras personas. Me gusta sentirme comprensiva, cariñosa, sustentadora. Me gusta cocinar y ocuparme de la casa. Me gusta tener la seguridad de que una persona puede contarme cualquier cosa sobre sí misma y yo seré capaz de quererla. […] De veras me siento orgullosa de mí y me quiero por ser capaz de estar con las personas en la situación que estén. De verdad soy capaz de querer y quiero a las personas, a los animales y las cosas. ¡Y soy una cocinera fabulosa!”

Cuando los eneatipos Dos son sanos y equilibrados, realmente son afectuosos, serviciales, generosos y considerados. Las personas se sienten atraídas hacia ellos como abejas a la miel. Los Dos sanos alegran los corazones de los demás con su aprecio y atención, y los ayudan a ver en sí mismos cualidades positivas que antes no veían.

En resumen, son la encarnación del buen progenitor que todos desean tener: una persona que los ve como son, que los comprende con inmensa simpatía, los ayuda y alienta con infinita paciencia y está siempre dispuesta a echarles una mano, y al mismo tiempo sabe exactamente cómo y cuándo dejarlos solos. Los Dos sanos nos abren el corazón porque ellos ya lo tienen muy abierto. Nos enseñan el modo de ser más profundamente humanos.

“Todos mis trabajos han tenido que ver con ayudar a la gente. He sido una muestra que deseaba ser sensible con los niños y ayudarlos a comenzar bien. He sido directora de educación religiosa en un buen numero de parroquias. Pensaba que si las personas aprendían sobre la vida espiritual serían más felices. […] El aspecto más importante de mi vida es mi vida espiritual. Estuve diez años en una comunidad religiosa. Me casé con un ex sacerdote y los dos tenemos la vida espiritual como base de nuestra vida juntos.”

El desarrollo interior de los Dos, no obstante, podría verse limitado por su lado oscuro: orgullo, autoengaño, tendencia a meterse demasiado en la vida de los demás y de manipular para satisfacer sus necesidades emocionales. El trabajo de transformación supone entrar en nuestro lado oscuro, y esto va bastante en contra de la estructura de la personalidad del tipo Dos, que prefiere verse solamente desde el ángulo más positivo y luminoso.

Tal vez el mayor obstáculo que encuentran los tipos Dos, Tres y Cuatro en su trabajo interior es tener que encarar el miedo a no valer que subyace a esta tríada. Bajo la superficie, estos tres tipos temen no tener ningún valor en ellos, y por eso deben ser o hacer algo extraordinario para ganarse el amor y la aceptación de los demás.

En las franjas media e insana, los Dos presentan la falsa imagen de ser absolutamente generosos y no desear ningún tipo de recompensa, cuando en realidad tienen enormes expectativas y necesidades emocionales no reconocidas.

Los eneatipos Dos de las franjas media e insana buscan confirmación de su valía obedeciendo la exigencia de sus superegos de sacrificarse por los demás. Creen que siempre deben anteponer a los demás y ser cariñosos y generosos si desean obtener amor. El problema es que anteponer a los demás les produce una rabia y un resentimiento secretos, sentimientos que se esfuerzan por reprimir y negar. De todos modos, finalmente esos sentimientos harán erupción de diversas maneras, lo cual afectará negativamente en las relaciones de los Dos y revelará la falsedad de muchas de sus afirmaciones sobre sí mismos y sobre la profundidad de su amor.

Pero en la franja sana, el cuadro es totalmente diferente. Mi abuela materna (la de Don) era una Dos arquetípica. Durante la Segunda Guerra Mundial fue la «mamá» de, por lo menos, la mitad de la Base Aérea Keisler, en Biloxi, Mississippi; alimentaba a los jóvenes, ofrecía su casa a quienes estaban lejos de su hogar y daba consejo y consuelo a cualquiera que se sintiera solo o tuviera miedo de ir a la guerra. Aunque su marido y ella no eran ricos y tenían dos hijos adolescentes, preparaba comidas extras para los soldados, los alojaba por la noche y se ocupaba de que sus uniformes tuvieran todos sus botones y estuvieran bien planchados.

Vivió hasta casi los noventa años, y recordaba esos años como los más felices y gratificantes de su vida, tal vez porque en ellos sus capacidades de Dos sana estuvieron plena y generosamente
ocupadas.

Personas Ejemplo de Eneatipo 2

  • La madre Teresa.
  • Eleanor Roosevelt.
  • Desmond Tutu.
  • Danny Thomas.
  • Ann Landers.
  • Barbara Bush.
  • Lewis Carroll.

 

Texto extraido del gran libro: La Sabiduría del Eneagrama (Don Richard Riso & Russ Hudson). Cómpralo aquí.

 

Vídeos sobre el Eneatipo 2

En esta sección encontrarás vídeos relacionados con el eneatipo 2.

Vídeo Autor: Borja Vilaseca – Cursos sobre Eneagrama – www.borjavilaseca.com

Audios del Eneatipo 2

En esta sección compartiré los audios del eneatipo 2 más interesantes que he encontrado. Espero que te gusten.


 

Recibe tu Eneatipo en tu Email

Deja un comentario